El SEO negativo es real. Es posible dañar un sitio mediante el uso de enlaces maliciosos. Este tipo de ataque supone un peligro legítimo que puede dar lugar en la perdida de visibilidad en la búsqueda orgánica e ingresos. Sin embargo, es posible defenderse del SEO negativo.

Pero, ¿qué es el SEO negativo?

El SEO negativo consiste en la aplicación de técnicas de Black Hat SEO en otro sitio web. Por lo general, un ataque de este tipo es desatado por un competidor descontento con objetivo de reducir la posición en el ranking de ese sitio.

A menudo publicarás contenido en tu sitio web, promocionarás dicho contenido en redes sociales y lidiarás con cada actualización del algoritmo de Google.

Sin embargo, a veces te puedes encontrar con competidores que no juegan limpio y podrían tratar de empantanarte tu sitio web con enlaces spam, inundar las redes sociales de comentarios falsos o simplemente hackear tu página web.

Si piensas que puedes haber sido víctima de un ataque de este tipo, o simplemente quieres protegerte contra un potencial ataque, aquí te traemos 7 consejos que podrás aplicar para proteger tu sitio web del SEO negativo.

Realizar auditorías periódicas de enlaces

Realizar regularmente auditorías de enlaces es una buena práctica para cualquier negocio, que te ayudará a detectar si estás siendo víctima de uno de estos ataques. La supervisión de tu perfil de enlaces, es sin duda alguna la mejor manera de detectar actividades sospechosas antes de que se vaya de control.

Si de repente notas un gran aumento de enlaces externos apuntando hacia tu sitio web y no ha estado trabajando el link building, debes permanecer atento, pues es una clara señal de que puede que te estén haciendo SEO negativo.

Su perfil de enlace también podría verse dañado si tu sitio web ha sido hackeado, pues es posible que el atacante haya alterado el contenido de su página para incluir enlaces spam o modificar tus enlaces para redirigirlos a los sitios web del atacante. Estos ataques pueden ser difíciles de detectar y la única manera de proteger tu sitio web es llevando a cabo auditorias periódicas de enlaces.

Es fundamental que controle el crecimiento de tu perfil de enlaces y realices una auditoria para conocer la salud de tus enlaces. Y si estás siendo víctima de un ataque de enlaces spam, informe a Google de ello y desautoriza los enlaces lo antes posible.

Mantente atento a la velocidad de tu sitio

La velocidad del sitio es un factor clave en la clasificación. Si tu sitio empieza a ir más lento y no sabes porqué, debes utilizar un software de rastreo en busca de algo sospechoso.

Si después de esto, no has encontrado nada y el problema continúa, es posible que estés siendo víctima de un rastreo forzado. El rastreo forzado provoca la carga pesada del servidor, lo que significa que tu sitio será más lento.

Si crees que estás siendo víctima de un rastreo forzado, debes ponerte en contacto con tu empresa de alojamiento web o webmaster para tratar de determinar de dónde procede e problema.

Búsqueda de contenido scrapeado

El marketing de contenidos ha jugado un papel principal en los últimos años, sobre todo en Agencia de SEO, pero no todo el mundo es igual de creativo cuando se trata de creación de contenidos. En consecuencia, el scraping ha sido utilizado a menudo.

El scraping es el proceso de obtener contenido para tu sitio web, copiando palabra por palabra a otros sitios. Por lo general, el atacante reclamará el contenido como propio, en un intento de reforzar su thin content, incluso a veces puede ser combinado con un ataque de enlaces spam a tu sitio web.

Scrapear contenido tiene serias consecuencias. Si el contenido copiado se indexa antes que el tuyo, a pesar de ser el tuyo el original, tu sitio web podría ser penalizado por contenido duplicado.

Utilizando herramientas como Copyscape podrá descubrir si alguien ha estado plagiando tu contenido. Si es así, puede solicitar al webmaster que elimine el contenido, en caso de negarse, o que no responda, puede informar a Google a través de este formulario.

Monitorear Google My Business

Si has trabajado duro para construir una buena reputación de marca y ganar más clientes, lo comentarios negativos duelen. Sin embargo, puedes utilizarlos como una experiencia para mejorar el aprendizaje. Pero ¿qué ocurre con un ataque de comentarios negativos?

Una gran cantidad de críticas negativas podría ser una señal de que alguien está tratando de perjudicar a tu sitio web con comentarios falsos. Por lo que, si no se actúa rápido, esto puede dañar seriamente tu reputación.

Mantente atento a su perfil de Google My Business y su reputación online, utilizando medios sociales de software de escucha.

Observa el CTR de sus palabras clave

Consiste en, por medio de un robot, enviar tráfico a un determinada palabra clave para que luego inmediatamente se produzca un rebote y esto tenga un efecto de experiencia de usuario negativa para Google.

Es un ataque difícil de detectar si no estás supervisando el CTR de tus palabras clave. Accede a Google Search Console, haga clic en “Buscar tráfico” > “Análisis de búsqueda y mira su CTR a través de todas las palabras clave. Si observa algún gran pico póngase en contacto con Google y empieza a desautorizar enlaces ofensivos.

Actualiza tu seguridad

El SEO negativo puede que no sea algo tan común, sin embargo los ataques cibernéticos están en aumento año tras año. Asegúrate de que tu software está actualizado y aplica todos los parches de seguridad.

También puedes migrar tu sitio a HTTPS, especialmente para comercios electrónicos o almacenamiento de datos sensibles. El cifrado HTTPS no sólo ofrece una mayor seguridad sino que también es una señal de clasificación y podría mejorar su SEO en general.

Los ataques cibernéticos no son técnicamente SEO negativo, pero tendrán un impacto en tu posicionamiento SEO.