Si atendemos a la definición de estrategia, se trata de un método o plan elegido para lograr una meta o una solución a un problema. Una estrategia debe estar promovida por la planificación y eficacia. Por otro lado, nos encontramos con las tácticas, que pueden servir como componentes de la estrategia, pues se trata de acciones que forman parte del plan.

El propósito de la estrategia SEO es identificar metas y construir un plan de ataque hacia la consecución de esos objetivos. El propósito de la táctica está enfocado en objetivos más pequeños que ayudarán a lograr la estrategia.

Antes de empezar a trazar la estrategia

Antes de comenzar a diseñar la estrategia, es importante que tengamos una visión claro del proyecto, en toda su dimensión. Para ello, es vital, la realización de un mapa mental, que te ayudará a tener la ideas más clara y una visión más general. En pocas palabras, un mapa mental es una representación visual de conceptos y conexiones. Pues, se trata de una herramienta de pensamiento visual que ayuda a estructurar la información y analizar, comprender, sintetizar, recuperar y generar nuevas ideas. En tu mapa mental, podrás anotar todas las ideas, conceptos y relaciones que puedas imaginar.

Piensa en este documento como una comunicación directa con tu cliente, pues es un documento al que debe referirse a menudo. Mantén todas las partes en una misma página, de tal forma que estén alineadas. Lo más recomendable es compartirlo en alguna plataforma de colaboración para que se actualice de forma automática y así evitar el envío de constantes copias (hace que el trabajo sea más rápido y eficiente).

Algunas de las cosas que debería tener en cuenta en tu mapa mental (que hemos visto desde nuestra experiencia como Agencia SEO):

  • Cronología del proyecto
  • Detalles acerca del sector
  • Datos del cliente
  • Análisis de la competencia
  • Visibilidad de búsqueda actual

Elaboración de la estrategia SEO

Recuerde, una estrategia es un plan. Un plan tiene escalones, dependencias y futuras consideraciones en todas partes. Es muy importante para el cliente, ver la estrategia en un formato visual, y no sólo de forma conceptual. Puede utilizar una hoja de cálculo, diapositivas o un documento Word para ello.

Si trabajas en un marco ágil, la estrategia va a cambiar. Todo el mundo debería ser capaz de ver las revisiones de la estrategia con una anotación de lo que se ha cambiado y porqué. Eso es un beneficio para documentar todos los detalles importantes.

A principio, a la hora de construir el mapa mental, hemos puesto todas las ideas preliminares sobre la mesa. En esta etapa, habrás considerado las cosas que ahora necesitas desarrollar a fondo. Aquí está una lista de consideraciones para aplicar en tu estrategia SEO, y que ésta resulte eficiente:

Consideración 1 – Comprender al cliente

Cada cliente es un negocio. Cada negocio tiene una serie de características, que debemos conocer si vamos a trabajar con dicho negocio. Por lo tanto, asegúrate de tener las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es tu visión del negocio? Una gran visión de negocio puede inspirar grandes cosas, incluyendo una estrategia de posicionamiento SEO.
  • ¿Cuáles son los valores centrales de la compañía? Una empresa debe saber exactamente lo que son y lo que no son. Utiliza estos valores fundamentales en tu campaña, ya que debe servir como perímetro de su estrategia SEO.
  • ¿Qué tipo de liderazgo ejercen? En las empresas más pequeñas, los líderes tienden a influir en la cultura del negocio. En las grandes empresas, por desgracia, esto puede perderse. Pero si tienes acceso a la dirección de la empresa, es recomendable que pase algún tiempo aprendiendo acerca de su visión. La visión del negocio debe coincidir con los valores centrales de la compañía.

Consideración 2 – Comprender los objetivos

Si vas a crear planes orientados a un objetivo, tiene sentido comenzar con uno o dos objetivos inteligentes. Y por objetivos inteligente, nos referimos a objetivos SMART. Para aquellos que no están familiarizados con los objetivos inteligentes, significan lo siguiente:

SMART – (Specific, Measurable, Achievable, Realistic & Time-bound)

Específico: Ésto es el “por qué” y “cómo” de su objetivo. ¿Qué se está tratando de hacer y por qué?

Medible: El objetivo debe ser muy detallado. ¿Estamos tratando de captar tráfico o captar tráfico que convierta?

Alcanzable: Asegúrate de tener los pies en la tierra. Su meta debe poder ser realizable. Claro que no se puede controlar una actualización masiva de Google, pero utilizando el historial de datos y competencia, se puede hacer algunas interferencias.

Realista: Hay algo de mezcla entre realistas y alcanzable. ¿Tiene los recursos suficientes? ¿Tu cliente tiene la flexibilidad de hacer los cambios necesarios en la línea del tiempo propuesta?

De duración determinada: Asigna fechas de entrega para cada paso del plan. Asegúrate de tener una fecha apropiada de principio a fin.

Consideración 3 – Comprender a la audiencia

Debes conocer a tu audiencia, y conocer de primera mano cuál es tu público objetivo, qué hacen, cómo piensan, qué edad tienen, de donde son, por qué tipo de páginas suele navegar, que les motiva, etc. Todos estos datos puedes obtenerlo en Google Analytics y así podrás identificar los diferentes tipos de audiencia dentro del ciclo de compra.

Google Adwords y Facebook son otros vehículos que te permiten llegar a las audiencias adecuadas. Es importante crear personajes para sus visitantes actuales y otros para el tipo de visitante que desea captar. Podría resultarte útil crear personajes que no deseas captar y así poder definir con mayor exactitud su estrategia global.

Consideración 4 – Análisis de la competencia

Comprender el éxito de tu competencia, te permitirá aprender de sus logros y errores. Hay algunas herramientas para el análisis de la competencia que te serán de gran ayuda. SEMrush es una fantástica herramienta que te permite examinar cualquier web de arriba abajo y obtener una estimación de la visibilidad de búsqueda y el tráfico. Este análisis te revelará rápidamente qué temas están impulsando el tráfico, cosa que podrías repetir, mejorando la versión de la competencia.

Los enlaces que apuntan hacia un sitio web, pueden servir como un indicador de interés. En la visión de Google como una red democrática, donde los enlaces funcionan como voto. Por lo tanto, es necesaria la búsqueda de enlaces. Para ello, debes echar un vistazo a las páginas más enlazadas  de tu sector, y con un poco de filtrado, descubrirás los mejores enlaces los cuales podrás replicar.

Hay muchas herramientas en el mercado para la prospección de enlaces, nosotros recomendamos ahrefs para dicha actividad.

Algunas consideraciones finales

No todas las estrategias SEO tiene porqué ser grandes. De hecho, si tu negocio es pequeño, debes construir una estrategia diferente y buscar otras oportunidades. Tal vez no tengas tiempo para desarrollar una estrategia adecuada a gran escala; sin embargo, una táctica o dos podría ser todo lo que tienes que hacer para lograr tu objetivo.