En el SEO actual, donde el contexto tiene más importancia que las palabras clave, la medición del rendimiento a menudo se reduce a términos y frases de palabras clave específicas que busca un determinado usuario.

Como Agencia SEO Madrid hemos detectado que la relevancia del contenido para el tema por el queremos posicionar y la ambigüedad de lo que realmente significa ese contenido frente a un enfoque de palabras clave individuales han llevado a estrategias más flexibles y una renovada necesidad de mantener el foco en la optimización del sitio web.

Si bien debes confiar en que Google comprenda el contexto de tu contenido a medida que se construye una marca fuerte y una experiencia de usuario positiva, todavía te enfrentas a la necesidad de:

  • Determinar la jerarquía de nuestro contenido.
  • Cómo organizar nuestro contenido
  • Cómo construir ese contexto para clasificar en última instancia para palabras clave múltiples que satisfagan nuestras metas de conversión.

La necesidad de optimizar un sitio web y enfocarse en palabras clave es tan importante como siempre, aunque la importancia de ciertas técnicas de optimización ha cambiado.

Conoce tu contexto actual

Una vez haya establecido tus objetivos de conversión, organizado tu estructura de información y realizado la investigación de palabras clave, tendrás que organizar tus datos de palabras clave en temas significativos.

Puedes encontrar conjuntos de términos sobre el mismo tema y agruparlos. No necesitarás usar todas las variaciones de los términos y sus versiones plurales o singulares, pero necesitarás saber qué conjunto de términos están relacionado con un tema en concreto.

Cuando se desarrolla un sitio de comercio electrónico, es habitual que trabajes en términos de nivel superior para los temas más generales del nicho o la industria en la que el sitio web vende productos, categorías de productos, marcas u otras opciones o agrupaciones de productos, y en última instancia, el producto.

La mayoría de los sitios B2B (Business to Business) siguen un patrón de estructura de la información; donde en primer lugar se encuentran los términos de la industria del negocio, después las categorías de productos o servicios y finalmente los productos o servicios.

El proceso consiste en ejecutar un rastreo de la estructura existente del sitio con Screaming Frog, descargar los resultados de las páginas HTML en un Excel y luego agrupar en temas y términos al lado de términos específicos. Los problemas de huecos vacíos (en términos de páginas para el número de temas y palabras clave) a menudo emergen rápidamente, lo que permite la planificación del contenido adicional.

Cuando sepas que tienes vacíos de contenido y necesites crear más, es cuando puedes buscar rápidamente aquellos sitios web que se encuentran en las primeras posiciones de las SERPs para esos temas y tomar inspiración (sin copiar) para encontrar la forma de rellenar el vacío de tu propio contenido.

Optimizar la arquitectura del sitio

Saber su estado actual y tener un plan de contenidos para rellenar algunas brechas en sólo el comienzo, pero no te llevará mucho tiempo, darte cuenta de que necesitas para averiguar cómo organizar el contenido. La estructura en silo todavía tiene principios sólidos que te ayudarán a obtener la jerarquía y el enfoque adecuado para tu sitio.

El equilibrio entre la experiencia del usuario, la prioridad de las ofertas de productos/servicios y el volumen de búsqueda de palabras clave tópico (demanda del público), construye la jerarquía de tu sitio de arriba abajo, desde lo más general hasta lo más específico. Como señalamos anteriormente, la mayoría de los sitios ya están construidos de esta manera de forma natural. Sin embargo, cuando el posicionamiento SEO no está implicado, la navegación del sitio y la estructura es a menudo dictada por una visión interna o según la organización de aquello que creemos que es más importante en lugar de los que los usuarios están buscando y cómo están buscando.

Al tomar un enfoque que mira esencialmente a cualquier página en cualquier nivel del sitio como un punto de entrada y página d destino para una o más palabras clave, es capaz de lanzar una red más amplia en términos de clasificación y visibilidad.

Cuando intentas clasificar para demasiados términos con una sola página o sección del sitio, se canibalizarán tus propios esfuerzos y se diluirá tu mensaje.

Queda atrás, aquellos tiempos en los que la cada página se orientaba a una palabra clave, pero al mismo tiempo no se puede esperar clasificar por una amplia gama de temas y términos con un pequeño conjunto de páginas.

Optimización On Page

Es sorprendente ver la cantidad de sitios web que han descuidado los conceptos básicos de la optimización on page. Pues estos fundamentos de SEO deben aplicarse.

No sólo se trata de producto un gran contenido y tener una buena organización del sitio, sino que debes ir más allá. Cuando estés construyendo el contexto para Google y para el usuario, debes asegurarte de utilizar la categorización adecuada.

Pues lo último que querrás es que las páginas de tu sitio proporcionen una mala experiencia de usuario. Si un cliente potencial está buscando “detalles de boda” para los invitados a su ceremonia, pero aún no saben qué tipo de producto quieren y termine en una página de noticias sobre bodas.

No debes enfocarte únicamente en tener una sola etiqueta o una densidad de palabras clave, sin embargo, trabajando todos los factores junto con la arquitectura y la optimización on page, tendrás un sistema sólido de relevancia sobre un tema particular.

No olvide el resto del SEO

Cuando tu arquitectura de la información esté alineada con la estrategia para construir el contenido y cuando tu sitio se encuentre en buen estado desde el punto de vista de la optimización on page, puedes centrarte en detalles finos.

Cuando ya tengo un sitio web equilibrado y un gran contenido de arriba abajo, ahora podrás atraer enlaces utilizando estrategias de linkbuilding que se orienten a temas específicos, sin preocupación de canibalización.